jueves, 20 de marzo de 2014

CAPÍTULO 10 - DE CENA EN CASA. (Habitación)

*Toc toc* *Toc toc*

Tu: ¡Ya vooooy!.- Chillé. Me levanté de la cama. Me puse las zapatillas, me peiné un poco y me dirijí a abrir. Eran los chicos.
David: Hola fea.- Me da un beso en la mejilla y pasa.
Tu: Hola a todos.- Sonrío.- Pasad, aunque no chilleis mucho. Tengo a los tres peques durmiendo.- Río.
Álvaro: Hemos traído pizzas, para cenar.
Tu: ¿Cenar? ¿Que hora es?
Carlos: Las ocho y media, pero mientras preparamos la mesa se hacen las nueve o más.
Tu: ¿¡Las ocho y media!? Dani, a levantarse, ya.- Agité su cuerpo para que se levantara.
Dani: ¿Qué pasa?
Tu: ¿Como que qué pasa? Nos hemos echado una siesta de cuatro horas.
Dani: ¿Cuatro horas?.- Levanta la cabeza, algo adormilado todavía.
Tu: Sí, levanta.
Dani: Está bien, está bien...- Se destapa, se pone sus zapatillas y se levanta.- Voy a ducharme.- Coje su pijama y se mete para el cuarto de baño.- Ah, y hola a todos.- Asoma su cabeza por la puerta, sonríe y vuelve a meterse, esta vez cerrando la puerta.
Tu: Tengo que levantar a los enanos...- Meto mis manos hacia las cuna, y saco a Paula.- Venga, Paula, a despertarse, pequeña.- Le doy un pequeño beso en la frente.- Alguien que saque a Dani, por favor.
Herenia: Yo, yo.- Se apresura a la cunita de Daniel Junior, y sigilosamente lo saca.- Hola, guapísimo...tu eres más guapo que tu papi eh, sí lo eres, sí lo eres.- A la vez le hacía pedorretas con la boca. Daniel, al despertarse, sonreía y reía a carcajadas.
Tu: Aw, ya se ha despertado mi niño.- Me acerco a Dani y le beso la frente.- Gracias Herenia, déjalo en la cama, por favor.- Digo después de dejar a Paula. Después, me dirijo a cojer los pijamas de los niños.
Mar: ¡Marta! ¿Puedo duchar a Paula?.- Sonríe.
Sonia: ¡Y yo a Dani!
Tu: -Río.- Si insistís...tomad.- Les doy un pañal a cada una, unos calcetines, las zapatillas, y el pijama.- Echadle crema en el culete y las partes íntimas, y colonia en el cuerpo, eh. Y peinadlos.- Río.
Hugo, Cintia: Jajajajaja.
Mar, Sonia: Está bien, está bien.- Cojen a los niños, y justo sale Dani del baño, con su pelo pantene mojado y alborotado.
Tu: Ale, pasad señoritas. No me inundéis el baño eh.- Les guiño un ojo.- Y vosotros, a poner la mesa.- Me dirijo a la cocina, y al ver que no me siguen...- ¡YA!.- Chillo. A los segundos los tengo a todos allí. Calentando las pizzas, colocando las bebidas, los platos, los vasos, servilletas...etcétera.

{Pasados quince minutos...}

Mar: Ya estamos aquí.- Aparece con Paula y Daniel, agarrados de cada mano.
Tu: Hola mis niños.- Me agacho a sus alturas.- ¿Os han bañado bien las titas?
Paula, Daniel: Zi...
Mar: Oh, esque me quieren mucho.- Les da un beso a cada uno.
Tu: ¿Y Sonia?
Sonia: Aquí.- Aparece por la puerta, con las mangas remangadas, y un moño alto a lo choni.
Juanca: Veo que a ti no te a ido tan bien como a Mar...
Sonia: Si hubiera echo algo...no habría salido así de bien.
Mar: He echo más que tu.- Le hace una burla.
Tu: Parad ya sentaros. Hora de cenar.- Sonrío. Llevo a los niños al parque, lleno de juguetes, y me siento en la mesa.

TO BE CONTINUED...

sábado, 22 de febrero de 2014

CAPÍTULO 9 - EN PROGRESO. {Mudanza}

Periodista: Hola, ¿Es usted Marta García, la esposa de Daniel Fernández Delgado, miembro de Auryn?
Tu: Sí.. soy yo.
P: Hemos venido a hacerle unas preguntas, para un reportaje que le estamos preparando a los chicos. Tenemos que preguntarles, a todas las novias o esposas, sobre ellos. ¿Están aquí sus hijos, Paula y Daniel?
Tu: No, están en casa de mi madre. Iré a recojerlos luego, podeis venir otro día.
P: Vendremos mañana por la mañana, queremos que los niños salgan en el reportaje. Pero no queremos que Dani esté presente, tiene que ser una sorpresa.
Tu: Mañana por la mañana tiene ensayo.
P: Genial, hasta entonces, pues.- Cerré la puerta, ¿Un reportaje? Me quedé algo sorprendida. Volví al baño y me vestí, con una sudadera, unos vaqueros, y mis vans. Me pinté la raya, me hice una cola alta, cojí mi bolso, salí de la habitación. Cerré la puerta de un portazo, y puse rumbo a recojer a mis bebés.

{Quince minutos después...}

*Ding dong, ding dong, ding dong.*

Mamá: Hola cariño.
Tu: Hola mamá.- Le di dos besos.- ¿Y mis niños?
Mamá: En el comedor, jugando con tu padre.- Pasé. Como decía mi madre, en el comedor estaba mi padre, con los niños por encima.
Daniel: Mamiiiiii.- Corrió hacia a mi, lo levanté en peso y le besé la mejilla.
Tu: Hola mi pequeñajo. ¿Como te has portado?.- El peque rió maliciosamente.- Con que esas tenemos eh...- Le hice cosquillas y el peque rió a más no poder, yo también tenía una sonrisa de oreja a oreja.- ¿Y mi niña?
Paula: Quiii, quiiii.- Dejé a Daniel en el suelo, y cojí a Paula, que venía corriendo hacia mi. La besé en las mejillas.- ¿Cómo se han portado, mamá?
Mamá: Bien, sólo se han despertado una vez.- "Regálame tu risa, enséñame a soñar, con solo una caricia, me pierdo en este mar."
Tu: Mi móvil. Enseguida vuelvo.- Dejé a Paula en el suelo, salí al jardín y contesté.

*CONVERSACIÓN TELEFÓNICA.*

Tu: ¿Sí?
Dani: Amor, ¿Donde estás?
Tu: En casa de mi madre, enseguida voy para casa, o para el hotel, como quieras llamarlo.
Dani: Vale, hasta ahora, te quiero.- Colgué. Volví para dentro, cojí a los niños, me despedí de mis padres con dos besos, y me fui.

{Pasados quince minutos...}

Llegué al hotel. Bajé a los niños, Daniel iba andando de mi mano, a Paula la llevaba en brazos. Entré en la habitación, y allí estaba Dani, sentado en la cama viendo la televisión.
Dani: Hola, mis dos amores.-Cojió a los peques en brazos, y los besó y abrazó muy fuerte.- Bueno, mejor dicho, mis tres amores.- Me dió un pico.
Dani: ¿Qué tal os habéis portado con la abuela?
Tu: Déjalos que jueguen, anda.- Los dejó en el suelo, y fueron hacia el pequeño parque de juguetes que tenían montado en el suelo.- ¿Has comprado el desayuno?
Dani: Sí, está en la cocina, vamos.- Fuimos hacia la cocina. En la encimera había una bolsa de churros, y una gran jarra de chocolate caliente. Saqué un plato, en él eché los churros. Por encima les eché mucha azúcar, a continuación saqué dos vasos, en los que eché el chocolate. Lo pusimos todo sobre la mesa, y comencemos a desayunar.
Dani: Vaya noche la de ayer eh.- Pasó su pierna, por debajo de la mesa, por mis muslos.
Tu: Sí...- Reí al recordarlo.
Dani: Cielo, tenemos que buscar casas.
Tu: Lo sé...
Dani: No podemos vivir en un hotel durante mucho tiempo.- Me levanté y cojí el portatil. Volví a mi sitio, lo encendí y puse en Google "Casas de Madrid en venta". Había muchísimos resultados.
Tu: Ven a verlas, hay muchas.- Acercó su silla a la mía, vimos un montón de páginas, pero ninguna casa nos entusiasmó.
Dani: ¿Por que no llamamos a una agencia inmoviliaria? Allí nos ayudaran mejor.
Tu: Vale, llama.- Buscamos el número en internet, y llamamos a la primera que aparecía.- Pon el manos libres.
Dani: Vale...- Tras hablar durante un rato bastante largo, colgamos y fuimos a hacer la comida.

Tu: ¿Qué quieres comer?
Dani: Mmm... ¿Qué hay?
Tu: A ver...-Abrí la nevera y eché un vistazo.- Salchichas frankfurts, nuggets de pollo, hamburguesas, patatas fritas, lasaña, canelones, y pasta...
Dani: Unos canelones de primero, y de segundo... patatas fritas con nuggets.
Tu: Vale...¿No va a ser mucha comida?
Dani: ¡No! ¡Tengo hambre!
Tu: Vale, vale.- Metí los canelones en el microondas, los había echo la mañana del día anterior. Y los nuggets, y las patatas, las metí en una sartén.

{Pasados quince minutos}

Saqué la comida, mientras acabábamos de darle la comida a los peques. A continuación comimos, me moría de hambre. Después, Dani quitó la mesa mientras yo dormía a Paula y a Daniel. Seguido, fuimos nosotros los que caimos dormidos en la cama.

TO BE CONTINUED...

miércoles, 22 de enero de 2014

CAPÍTULO 8 - NOCHE MÁGICA {Segunda parte, segunda temporada}

Le arañé su espalda. Sin pensármelo dos veces, le besé. No un beso cualquiera, un beso apasionado. Ambos nos comíamos los labios. Pase mis brazos alrededor de su cuello, él puso sus manos en mi espalda. Poco a poco se fue introduciendo en mi, esta vez era lento. Esta vez no era follar, esta vez era hacer el amor. Casi siempre lo hacíamos rápido, frío. Pero esta vez no.
De nuevo le arañé la espalda, ambos gemíamos de placer. Cuando ya no podía más...me corrí. Y llegué al orgasmo.
Poco a poco salió de mi. Dejé descansar mi cabeza en su hombro izquierdo.

Tu: Idiota.- Dije sin respiración alguna. Él hizo una mueca, y reí. Era tan adorable...
Dani: Te quiero.- Besó mi mano.- Fea.
Tu: Yo.- Hice una leve pausa.- No.
Dani: Vístete.
Tu: ¿Para que?
Dani: Tengo otra sorpresa.- Me guiñó el ojo. Me levanté, él me siguió. Me sequé el cuerpo, y me puse un vestido de seda marrón.- ¿Lista?.- Dijo quince minutos después.
Tu: Sí.- Me cogió de la mano. Ambos salimos de la habitación.
Arrancó el coche, y al rato llegamos a un descampado, bastante solitario. Salimos y me asusté bastante.
Tu: Dani...¿Qué hacemos aquí?
Dani: Tranquila pequeña. Esto no tiene nada que ver con mi sorpresa. Hay que ir andando, te encantará.- Sonríe.
Tu: Está bien...confío en ti.- Comenzamos a andar cojidos de la mano. A los diez minutos, Dani aparta una rama de un árbol y...hemos llegado. Madre mía. Dani tenía razón, me encanta. Un precioso muelle de madera, enfrente está el mar. Bastantes velas iluminan las vistas. En el mar hay un barco, grande.
Dani: ¿Y? ¿Te gusta?
Tu: Nunca dejas de sorprenderme. Cada día te superas más.- Me acerco a él. Paso mis brazos por su cuello, le acerco a mi y le beso.- Gracias.- Tras el beso le abrazo.
Dani: Prométeme que siempre estarás ahí, pase lo que pase.
Tu: Te lo prometo.- Nos miramos y sonreímos.
Dani: ¿Montamos?.- Dice señalándo al barco.
Tu: Claro.- Me coje de la mano y me ayuda a montar. Posteriormente monta él.- ¿Quién conduce?
Dani: Mi primo. Está dentro, no nos molestará.- Nos ponemos en la parte delantera del barco, nos tumbamos sobre una toalla. Él pasa su mano por mi espalda, me acaricia los rizos. Juega con los tirabuzones. Apoyo mi cabeza en su pecho, y paso la mano por su cara. Frágilmente. El barco arranca, y lentamente navegamos por el mar.
Dani: ¿Nunca te he dicho que me encanta tu pelo?
Tu: No.- Sonrío.
Dani: ¿Enserio?
Tu: Enserio.
Dani: Pues te lo digo ahora. Me encanta tu pelo. Me encantas tu.- Pego una pequeña carcajada.- ¿Que pasa?
Tu: Daniel, cariño, te estás volviendo muy cursi.
Dani: Encima que te digo cosas bonitas...
Tu: Pero tu antes no eras así. Antes de conocerme eras un malote, y no me gusta que hayas cambiado por mi.
Dani: Sigo siendo un malote.- Dice susurrando en mi oido.
Tu: Sí, claro...
Dani: Boba.- No respondo a ese comentario. Me quedo mirando las estrellas, son preciosas. Y la luna, luna llena. Brilla como nunca.
Tu: Dani...
Dani: Dime.
Tu: Agarra y exprime.
Dani: Mira que eres tonta eh.
Tu: No, ahora enserio, Dani...
Dani: ¿Qué?
Tu: Meck.
Dani: ¿Y tu eres madre? Cualquiera lo diría...
Tu: ¿Me estás llamando inmadura?
Dani: ¿Yo? Para nada, para nada.
Tu: Cállate.
Dani: Y bésame.
Tu: ¿Que?
Dani: No, por si colaba.- Ríe. Que imbécil.
Tu: Tengo sueño.
Dani: Pues duérmete.- No pronuncié palabra, se me cerraban los ojos poco a poco y...me dormí.

*....*

A la mañana siguiente me desperté en el hotel. Tenía puesto el pijama. Dani no estaba, pero en la mesilla había una nota. La cogí perezosamente y la leí.

"¡Buenos días princesa!♥ He salido a por el desayuno, y ya de paso recojo a los peques. Hasta dentro de un rato. ¡Te quiero!
Att: DFD.♥ "

Dejé la nota con una sonrisa. Cojí ropa cómoda y me metí en el cuarto de baño. Me desnudé y me metí en la ducha. Pero algo me interrumpe, la puerta. Están llamando, cojo el albornoz y salgo. Abro y la visita me sorprende.

TO BE CONTINUED...

martes, 7 de enero de 2014

CAPÍTULO 7 - NOCHE MÁGICA. {Primera parte} {Segunda temporada}

Nos divertimos bastante jugando al golf, se nos pasó el tiempo volando, entre risas y bobadas.

Tu: Cariño, ahora vengo, voy a llamar a mi madre.
Dani: Vale cielo.- Salgo de todo ese jaleo, saco mi móvil y marco el número.

*CONVERSACIÓN TELEFÓNICA*

Mamá: Hola cielo.
Tu: ¿Mamá? ¿Puedes ir a recoger a los niños?
Mamá: Claro que sí, ¿Donde están?
Tu: En la guardería de la plaza mayor, esque mañana es mi aniversario con Dani, hacemos tres años de novios.
Mamá: Pero si ya estais casados...
Tu: Da igual, hace tres años fue cuando empezó todo. Y quiero darle una sorpresa esta noche.
Mamá: Como quieras, ya me quedo yo con los pequeños.
Tu: Gracias.
Mamá: Suerte.- Cuelgo.

*En otra parte del campo...*

Dani: Eh, tío, ¿Que puedo hacer con Marta?
David: ¿Qué?
Dani: Mañana... hacemos tres años.
David: ¿Tanto?
Dani: Sí, en cuatro horas, hace tres años, comenzó todo.
David: Pues no lo sé. Cómprale algo bonito.
Dani: Calla, que viene por ahí...
Tu: ¡Hola! ¿De que hablábais?
Dani: De nada.- Sonríe y me besa.
Tu: Cariño, tengo que irme, déjame el coche y tu vete con David.
Dani: Vale.- Saca las llaves del bolsillo y me las da. Cojo mi bolso y me voy, dándole antes un dulce beso.

Me dirijo al coche. Abro y me monto, arranco.

Primero voy al supermercado, compro de todo.
Por último me dirijo a comprarle algo a Dani, elijo un reloj de oro. Le encantará.

Voy hacia el hotel, subo a la habitación. En una de las mesas coloco un mantel rojo pasión, y después me propongo hacer la cena. Cordero con patatas, tardo casi una hora. Lo pongo todo sobre la mesa, enciendo dos velas y espero a que mi príncipe llegue.

*Narra Dani*

Voy a una de las joyerías más caras de Madrid, Marta se merece lo mejor.

La dependienta me enseña varias cosas, me decanto por un collar de diamantes, a juego con una pulsera. Lo envuelve y me monto en el coche de David.

Minutos después llegamos al hotel.

David: Buena suerte, tío, disfruta.
Dani: Lo haré.- Guiño un ojo.

Subo en el ascensor, quinta planta. Cuando llego, llamo a la puerta, Marta me recibe con un vestido precioso, azul y blanco.

Tu: Estás preciosa cariño, feliz aniversario.- Me acerco para besarla, pero me rechaza.
Marta: Aún no es nuestro aniversario eh.
Tu: Pero...
Marta: Pero nada, ven, pasa.- Me coge de la mano y me arrastra hacia dentro.

*Narras tu*

Cojo de la mano a mi blue y lo paso, arrastrándolo. Al ver la mesa, se queda algo sorprendido.

Dani: ¿Has hecho todo esto para mi?
Tu: No. Para mi abuela. Claro tonto, ¿Para quién si no?
Dani: Te...amo. Mucho. Muchísimo. Mas que a mi vida.
Tu: Y yo.- Le cojo de la cara y lo beso, un apasionado y mágico beso.- ¿Nos sentamos?
Dani: Claro.- Saca mi silla y espera a que me siente. Después se sienta él, las velas iluminan nuestras caras. Acerca su mano a la mía, y entrelazamos nuestros dedos.- ¿Has cocinado tu?
Tu: Claro, cariño.- Cojo el tenedor, pincho una patata y me la llevo a la boca. ¡Ah! ¡Quema!.- Mierda...me he abrasado.
Dani: Boba.
Tu: Estúpido.- Abro el champane, echo en las dos copas y pego un sorbo.

*Pasada una hora...*

Terminamos de cenar. Estamos recogiendo la mesa cuando Dani me agarra de la cintura.

Dani: Me encanta tu culo.- Me dice al oído, mordiéndome la oreja. Me doy la vuelta, me coge y me sube a la encimera.
Tu: ¿Ah sí?.- Le miro pervertidamente, tras eso me muerdo el labio.
Dani: No te muerdas el labio, Señorita Fernández.
Tu: ¿Por qué, Señor Fernández?
Dani: Por que cada vez que lo haces se me eriza la piel. Además, eso solo lo hago yo.- Se acerca a mi y me muerde el labio, fuerte. Al principio me duele, pero después le sigo el rollo y le beso. Nuestras lenguas se juntan, acaricio su cara, su pelo.- Cielo, ahora vengo, ¿vale? Voy al baño.
Tu: Vale...- Me bajo de la encimera de un salto.

*Narra Dani*

Voy al baño. Ahora toca preparar la primera sorpresa de la noche. Espero que le guste, seguro que sí. Es romántico, cálido. Me subo las mangas de la camisa, y comienzo a prepararlo todo.

*Narras tu*

Joder...sí que tarda. Lleva ahí dentro cuarenta minutos, ¿Que estará haciendo? Voy hacia la puerta y llamo.

Tu: Dani...¿Que haces?
Dani: Estoy acabando. Enseguida salgo.
Tu: De acuerdo.- Me vuelvo a sentar en la cama. Cinco minutos después sale.- ¿Pero que has echo? Estás empapado.- No dice nada. Se queda callado. Muy raro en él.- ¿Dani...?.- Levanto una ceja.
Dani: Ven.- Sonríe. Voy hacia él, coloca las manos sobre mi cintura, me da la vuelta y me pone una venda sobre mis ojos.
Tu: ¿Que haces?
Dani: Es una sorpresa.- Me dice al oído.- Yo te guiaré. Confía en mi.- Comenzamos a andar, levanto un poco la mano y cojo una bolsa de la mesilla. Su regalo. Son pocos pasos los que damos hasta llegar al sitio, ¿Que será?

Segundos después me quita la venda. No puedo creer lo que veo...
Dani: ¿Te gusta?.- Sonríe y rodea mi cintura con sus brazos.
Tu: Me...me...encanta...- Había llenado la bañera hasta arriba, la había cubierto de jabón y sales. Alrededor de la bañera había velas, más de veinte. No era solo jabón lo que había dentro, estaba repleta de pétalos de rosa. ¿Como amaba tanto a este idiota? Los pétalos salían de la bañera y llegaban hasta mi. La única luz que había era la de las velas.

Le miro, y suspiro.

Tu: ¿A que esperamos?.- De nuevo se queda callado. Baja la cremallera de mi vestido, segundos después estoy en ropa interior. Desabrocha mi sujetador y se deshace de él, de las bragas me encargo yo. Le miro y ya está desnudo. Me da la mano, y me meto en la bañera. Después se mete él, se pone en frente mía.

Dani: Estás más preciosa aún con la luz de las velas.- Sonrío, y él coge una pequeña bolsa que había en el borde de la bañera. Después me la entrega.
Tu: ¿Para mi?
Dani: Sí. La segunda sorpresa de la noche.- Saco un paquete de la bolsa, cubierto de papel dorado. Me deshago de ese puñetero papel y...cogiendo aire, abro la caja.
Tu: ¡Dani! ¡Me encanta!.- Digo chillando.- Gracias.- Me acerco a él y le beso.- A ver, a ver...- Cojo otra bolsa, esta vez su regalo.
Dani: ¿Que es?
Tu: Ábrelo.- Se lo entrego, rompe el papel y abre la cajita.
Dani: Me...me encanta cariño. Es precioso, y super caro. Gracias, enserio, gracias.
Tu: A ti.- Dejamos los regalos a ambos lados.
Dani: Ven aquí.- Sonríe y abre sus brazos. Voy hacia él y me subo sobre sus piernas.
Tu: Estúpido.- Le acaricio la cara y sonrío.
Dani: Preciosa.- Ríe.
Tu: Lindo.
Dani: Perfecta.
Tu: Hermoso.
Dani: Mi niña bonita.
Tu: Te amo.
Dani: Yo mucho más. Muchísimo más.

TO BE CONTINUED...

lunes, 23 de diciembre de 2013

CAPÍTULO 6 - DÍA COMPLETO. {Segunda temporada}

Desperté al día siguiente, al lado de Dani, me encantaban estos despertares, besé su frente y me puse en pie.

Fuí al vestidor, cogí unos shorts, unas vans, una camiseta básica azul, un pañuelo para el cuello, y me metí en el baño. Me desnudé y me cambié, me cepillé los dientes, cogí un peine y me arreglé el pelo, poniéndome una orquilla a cada lado.

Salí del baño justo a tiempo, dado que la pequeña Paula se puso a llorar, y con sus llantos despertó a Dani junior, pero mi marido seguía ahí, inmóvil.

Tu: Ya está...calmaros..- Los cogí, uno a cada lado, no tenía tanta fuerza y me senté en la cama, los dejé en el suelo y me fui para la cocina, a preparar dos papillas.
Cogí fruta, tres plátanos, tres naranjas y tres manzanas, lo pelé y corté todo, lo metí en la batidora, dos minutos después lo saqué, preparé dos platos, los cogí, y cuando me di la vuelta..ahí estaba Dani, con el pequeño blue en brazos.- Que susto.
Dani: Buenos días princesa.
Tu: Buenos días cariño.- Me besó.- Ais, mis dos niños.- Besé a Dani junior.- ¿Y Paula?
Dani: En la cama, es más mala...- Reí.- Como la madre.
Tu: O como el padre.- Chillé desde la habitación, vino y se sentó a mi lado, cogimos dos cucharas, yo le daba de desayunar a Dani y él a Paula, por un momento se me vino una cosa a la mente, y lo hice, llené la cuchara de papilla y...- Toma, prueba.- Se la metí en la boca a Dani, yo no pude evitar reírme a carcajadas, por la cara de sorprendido que puso.- ¿Está bueno?
Dani: Serás...- Los pequeños se reían de su padre, al igual que yo.- Oye, pues está bueno.
Tu: Anda, recoge y vístete, que tenemos que irnos.
Dani: ¿A donde?
Tu: Vamos a comer con los chicos en el McDonald.
Dani: Vale...- Se llevó los platos a la cocina, los lavó un poco y los metió en el fregador.
Se dirigió al vestidor, cogió un par de prendas y fué al baño.

Diez minutos después salió.

Tu: ¿Vamos?
Dani: Vamos.- Montamos a los pequeños en el carricoche, cogí mi bolso y salimos de la habitación, los chicos nos esperaban abajo.

Salimos del hotel, cada uno montamos en coches particulares, y ponemos rumbo a McDonald.

Diez minutos después llegamos, bajamos a los niños, entramos al bar y los metemos en un pequeño parque que había. Jugaban y reían sin parar.
Juntamos cuatro grandes mesas y nos sentamos, hora de pedir.

C: Buenos días, bienvenidos a McDonald, ¿Que vais a tomar?
Tu: Yo quiero...una hamburguesa de pollo empanado, con patatas fritas y una coca cola, y de postre...un Mcflurry de oreo, por favor.
Carlos: Yo lo mismo.
Dani: Yo quiero...una hamburguesa completa, una coca cola light, y patatas fritas.- Así hasta que pedimos todos.

Al cabo de quince minutos tenemos que ir a recoger la comida a la barra, vamos todos a la vez, y volvemos, hora de comer.
La comida son todo risas y tonterías, Dani y yo, tras darle los potitos a los pequeños, comemos. Nuestros amigos nos esperan para comer, que amores.

David: Se ha enfriado Marta...
Tu: Podrías haber comido antes.- Le echo una pequeña mirada asesina. Río a carcajadas y me llevo un trozo de hamburguesa a la boca.
Mar: Tengo una idea...
Álvaro: Cariño, no me gustan tus ideas.- Mar le regala una colleja.
Herenia: Habla.
Mar: Podríamos ir después a dar un paseo en helicóptero.
Tu: ¿Después de comer? ¿Quieres potar?
Mar: Que asquerosa eres, tía.
Carlos: A mi me gustaría ir.
Patri: Con todo el chocolate que te estás comiendo...no hará falta llegar al helicóptero para que bomites.
Carlos: Muy graciosa.- Ríe falsa e irónicamente.- Marta, ¿Te vas a acabar tu Mcflurry?.- Patri le pega un codazo.- ¿Que pasa? La comida no se desperdicia.
Tu: No, cómetelo tu.- Río.
Carlos: Gracias.- Coge mi postre y se lo acaba, mete bien la cuchara, y lo repela.
Patri: Chico, tu no comes, tu engulles.
Dani: Dejad ya la discusión, tortolitos.- Pega un sorbo a la coca cola.
Tu: Chicos, nosotros no podemos ir a...ese helicóptero...
Blas: ¿Por que no?
Tu: Los pequeños...
Dani: Pues los dejamos en una guardería.
Tu: No me fío.
Noelia: Venga Marta, serán solo dos horitas, ya nunca salimos...
Tu: Está bien...- Nos levantamos, vamos a la barra y pagamos, Daniel y yo cogemos a los niños, los montamos en el coche, y ponemos rumbo a la mejor guardería de Madrid.

Pasados veinte minutos llegamos, bajamos a los niños y entramos, los dejamos, aunque yo no me voy muy segura...

Volvemos a montarnos en el coche, y ponemos rumbo a la pista de helicópteros.

Cuando llegamos están allí los chicos, con el helicóptero preparado, subimos, yo me agarro a la mano de Dani, siempre me han dado miedo las alturas, pensar que me caigo, el conductor del helicóptero era David.

Tu: David...¿Seguro que sabes conducir?
David: Sí, mi padre tenía uno cuando yo era pequeño, a los once años me enseñó, desde entonces no he parado de practicar.
Tu: David, si nos caemos morimos, y no quiero dejar huérfanos a mis pequeños.
David: Tonta, sí sé.- Arranca, yo cierro los ojos, a los diez segundos los vuelvo a abrir, estamos volando.

Dani: Mira cariño.- Señala la ventana, voy y miro a través de ella. Las vistas de Madrid son increíbles, quedo alucinada.

Tu: ¡Es precioso!
Noelia: Ai, ai que nos caemos.- Lo hace con la intención de asustarme, me río en su cara.
Tu: Que bien se te da asustar a la gente...boba.- David mete un disco en la radio. Empieza a sonar Route 66, todos cantamos y reimos, yo estoy sentada en las rodillas de Dani.- No sabía que había radio en los helicópteros...
David: Que tonta, son como coches pero en el aire.
Tu: Imbécil.- Le saco la lengua.- No te entretengas y mira al frente, que nos vamos a chocar.
Álvaro: ¿Contra que? ¿Contra una nube?.- Todos ríen al comentario de Álvaro, hasta yo.

Pasadas dos horas aterrizamos en un campo de golf, que nos han prestado especialmente para eso, Dani me ayuda a bajar, pego un salto y ya estoy en el suelo.
El vuelo ha estado lleno de risas y tonterías.

Tu: David, gracias por esto, ha sido increíble feo.- Le abrazo.
David: De nada enana.
Sonia: Ya que estamos aquí...podríamos echarnos una partida al golf...
Tu: N...- Antes de que pueda decir ese no rotundo, los demás se me adelantan con un sí.- Dani, los...
Dani: Deja de pensar en los pequeños y piensa un poco en ti. Diviértete.- Me coge la cara y me besa la frente.
Tu: La guardería cierra a las nueve y media...
Dani: Son las siete, una hora solo, a las ocho y media te prometo que ya estamos recogiéndolos.
Tu: Vale...pero solo una hora.

TO BE CONTINUED...

lunes, 16 de diciembre de 2013

CAPÍTULO 5 - PLANES Y SEXO. {Segunda temporada}

Llegué al hotel, con mis amigas, al principio solo pensaba en el puto terremoto, en que ya no teníamos hogar, pero después, ya todo me daba igual.

Noelia: Marta, ¿Estás bien?
Tu: No mucho.
Mar: Venga tía, que esta noche nos vamos de marcha, para superar esto.
Tu: ¿Y a donde vamos a ir? ¿A lo que quede de una discoteca?
Herenia: Tonta, que no se ha caído toda la ciudad.
Tu: ¿Y para qué? ¿Para estar solas? ¿De verdad creéis que alguien irá a la discoteca cuando acaba de pasar esto?
Sonia: Bueno...pues...
Tu: Déjalo, iros, estoy agotada.- Salieron de la habitación sin pronunciar palabra, no sabía como decirles lo que me había sucedido, no sabía como decirles que...

*24 horas antes*

*I breathe your fire, i breathe your fire, girl* me llaman, lo cojo.

Tu: ¿Sí?
Xx: Hola, ¿Es usted la Señora Marta García Serrano?
Tu: Sí, soy yo, ¿Quién es?
Xx: ¿Es usted modelo?
Tu: Sí, lo soy.
Xx: Verás, somos unos diseñadores de París, hemos visto unas fotos tuyas, y creemos que eres lo que estamos buscando, Paul Montier nos ha dado tu número, y queremos que te vengas con nosotros, a las mejores pasarelas de París.
Tu: ¿Enserio?
Xx: Sí, enserio.
Tu: Tengo que pensarlo.
Xx: El plazo se acaba el Sábado que viene, hasta ese día puedes pensártelo.
Tu: Vale, gracias.- Colgué.

No sabía que hacer, el sueño de mi vida era pasear por una pasarela, de París, Londrés, Nueva York, no sabía como contárselo a mis amigos.

*...*

Llamaron a la puerta del hotel, me dirigí a abrir, era Dani.

Dani: Hola.
Tu: Hola...
Dani: ¿Estás bien?
Tu: Sí.
Dani: ¿Seguro?
Tu: Sí, Dani, tenemos que hablar...
Dani: Lo sé, siento lo de antes, no haberme venido contigo, lo siento, de verdad, te amo, y no quiero perderte nunca, ¿vale? Sin un tu, no hay un yo.
Tu: Joder Dani...- Le abracé.
Dani: ¿Y? ¿Que querías decirme?.- Sonríe.
Tu: Nada importante.- Sonrío falsamente.
Dani: Vale, los chicos están abajo, en el bar, ¿Vamos?
Tu: Está bien.- Beso su mejilla, cogemos el carricoche, y nos dirigimos al bar.

Dani: *Pasados cinco minutos.* ¡Ya estamos aquí!
David: Hombre...- Miro con cara de asco a David.- Marta, no me mires así, anda, ven aquí.- Abre sus grandes brazos, sonrío y le abrazo.
Tu: *Suelto a David* Dani, siéntate, tengo algo que deciros.
Dani: Vale...- Se sienta.
Tu: A ver...
Mar: ¿Qué pasa?
Tu: Me han llamado, para ir a hacer una gira en París, de modelo.
Dani: ¿Que? ¿Enserio?
Tu: Sí, y no sé que decirles...
Noelia: ¿Enserio estás pensando en irte?
Tu: Es una oportunidad única..
Dani: ¿Estás mal? ¿Has pensado en mi? ¿En nuestros hijos?
Tu: ¿Y tu? ¿Tu cuando piensas en mi?
Carlos: Marta, no puedes...- Le interrumpí.
Tu: Calla rubio.
Dani: ¿Y cuando les tienes que contestar?
Tu: En dos o tres días.
Dani: Escúchame, si tu te vas, yo me voy contigo.
Tu: No puedes sacrificar tu carrera por mi.
Dani: Tu ya has sacrificado tu vida por mi, has estado a mi lado siempre, desde que nos conocimos, nunca me has fallado, ahora me toca a mi.
Tu: ¿Enserio?
Dani: Enserio.- Le abracé emocionada, sin darme cuenta de que los demás chicos planeaban algo.

{…}

David: Tenemos que hacer algo, si Dani se va...será el fin de Auryn.
Blas: Y que lo digas.
Carlos: Pero, ¿Qué hacemos?
Patri: Hay que separarlos.
Álvaro: Si no hay más remedio...
Mar: Pero, ¿Cuando? ¿Cómo?
David: Tendremos que enterarnos de cuando se van...
Sonia: Todavía no es seguro.
Carlos: Se van a ir...lo sé.
Patri: ¿Que eres? ¿Adivino?
Blas: Ya hablaremos de esto, ¿Sabéis que nos estamos jugando su amistad, verdad?
Noelia: Sí...
Álvaro: Tendremos que pensarlo bien...

{…}

Entré a la habitación, me quité mi chaqueta y la dejé sobre la cama, cuando Dani me rodeó la cintura, y paseó su nariz por mi cabello.

Tu: ¿Que quieres?
Dani: A ti. Tu cuerpo. Ahora.
Tu: Ya sabía yo que...querías tema.
Dani: ¿Tanto se me nota?
Tu: Amor, yo solo te tengo que mirar a los ojos para saberlo.
Dani: ¿Ah sí? ¿Y como los tengo?
Tu: Pues, no lo sé, tienes un brillo especial.
Dani: Cariño, cuando quiero tema, tengo fuego en los ojos, no brillo, tontorrona.
Tu: Bobo.- Lo tiré a la cama y me puse sobre él, quedó mirándome varios segundos seguidos.- ¿Por qué me miras así?
Dani: Por que...eres perfectamente perfecta.
Tu: No tanto como el bobo que tengo delante.- Me besó, pero no un beso cualquiera, un beso dulce, pero salvaje a la vez, con lengua. La temperatura entre nosotros comenzó a subir, ambos estábamos muy calientes.
Dani: Quiero hacerte mía.- Me cogió por el culo, enrrollé mis piernas en su cintura, y se levantó, conmigo encima, me llevó al baño, sin parar de besarme, por el cuello, las mejillas, los labios, después de los besos vinieron los mordisquitos, por el cuello, eso me mataba, y él lo sabía, me subió a la encimera del cuarto de baño, subió mi jersey y me lo quitó, tirándolo lo más lejos posible. Después, con sus finos dedos, comenzó a subir mi falda, de tal arañazo que pegó a mi pierna, rompió las medias, bajó la cremallera de la falda, y me la quitó, sus brazos se paseaban por mi espalda, también se deshizo de mis medias, al igual que yo con toda su ropa, se la quité y la tiré al suelo.
Cuando ambos estábamos en ropa interior, sacó un preservativo del cajón, se bajó poco a poco sus boxers y se lo colocó, también bajó mis braguitas, y poco a poco, introdujo su miembro dentro de mi, al principio íbamos lento, pero cada vez aumentaba más y más la velocidad, orgasmo, beso, orgasmo, beso, así todo el rato, hasta que ambos no podíamos más, sacó su parte inferior de mi, y apolló su cabeza sobre mi hombro, ambos respirábamos fuerte.

Dani: Cariño, ha sido espectacular.
Tu: Eso lo dices cada vez que lo hacemos.
Dani: Por que siempre eres igual de perfecta con el sexo.
Tu: Bobo.- Me besó.

TO BE CONTINUED...

domingo, 8 de diciembre de 2013

CAPÍTULO 4 - DE VUELTA A CASA... {Segunda temporada}

Después de comer nos acostamos en un sillón, abrazados, Dani puso una película, creo que era Los juegos del hambre, pero no me dió tiempo a ver nada, me quedé dormida en los brazos de Dani.

Pasadas dos horas desperté, él no estaba a mi lado, miré hacia varios lados, pero nada, así que me levanté, me dirigí a la ventana, ahí estaba él, en un banco de madera, enfrente de la piscina, parecía preocupado, triste, decaído, rápidamente salí, sigilosamente me dirigí hacia él, no me vió, así que, por detrás, le tapé los ojos, con mis frías manos.

Tu: ¿Quién soy...?
Dani: No lo sé, ¿La chica de mi vida? ¿La mujer más maravillosa que he conocido nunca? No lo sé, de verdad.- Quité mis manos de sus ojos, y me senté a su lado.
Tu: ¿Qué te pasa?
Dani: Nada, cariño.
Tu: ¿Seguro?
Dani: Segurísimo.- Sonrió y beso mis labios suavemente.
Tu: ¿Cuánto tiempo llevas aquí?
Dani: Una hora, creo...
Tu: ¿Por qué no me has despertado?
Dani: Se te veía tan tranquila ahí durmiendo...tan preciosa...
Tu: Vamos adentro, hace frío.
Dani: Está bien, vamos.- Agarré a Dani de la mano, y nos metimos para adentro, él empezó a preparar la cena, mientras yo cogía mi portatil y me conectaba a Twitter, pronto me quedé boquiabierta por lo que vi.

Tu: ¡Daniel! Ven, ya.- Vino rápidamente, leyó todo lo que ponía en la pantalla del ordenador, y se quedó igual que yo, petrificado.
Dani: ¡No puede ser! ¡Eso no es verdad.- En Twitter ponía, que una gente, se había inventado que Dani había abandonado Auryn, rápidamente puse un tweet.

"No puedo creer que algunas os hayais creido semejante barbaridad, Dani no ha abandonado Auryn, y nunca lo va ha hacer mientras esté conmigo, él se subió al primer escenario, y también se va a bajar, cuando sea la hora, del último."

Tras mandar ese tweet, llegaron un montón de menciones, de retweets, favoritos, etcétera.

Tu: Creo que lo he arreglado.
Dani: Eres genial, princesa
Tu: Lo sé.- Sonreí.- Haz la cena.
Dani: Oye, tu a mi no me des ordenes, eh.
Tu: ¿O qué?.- Levanté una ceja, hizo un movimiento extraño, que, sin darme cuenta, hizo que me lo encontrara encima mía.- Te odio.
Dani: Te quiero.
Tu: Feo.
Dani: Preciosa.
Tu: Estúpido.
Dani: Princesa.
Tu: Te amo.
Dani: Yo más.- Me besó, y rápidamente se fué a la cocina.

{Pasada media hora}

Dani: Marta, la cena ya está.
Tu: Que hambre, ¿Qué has preparado?
Dani: Pollo a la pimienta y hamburguesas con patatas.
Tu: Mmmm...suena bién.- Nos dispusimos a comer, más tarde quitamos entre los dos la mesa, nos acostamos en uno de los sillones, hasta que llegó una llamada a mi móvil que lo cambió todo.

«I breathe your fire, i breathe your fire, girl.»

*CONVERSACIÓN TELEFÓNICA*

Tu: ¿Sí?
David: Marta...- Dice sollozando.
Tu: ¿David? ¿Estás llorando? ¿Que pasa?
David: Una cosa...terrible.
Tu: David, no me asustes.
David: Ha habido un terremoto aquí en Madrid, enorme, de 5,6, ha muerto mucha gente, y nuestra casa ha sido...destrozada, ya no hay casa.
Tu: ¿¡QUE!? ¿Pero estáis bien? ¿Y mis niños? ¿Y mis padres?
David: Sí, estamos bien, Paula, Daniel, y tus padres también.
Tu: Tranquilos David, haremos las maletas y nos vamos para allá, te quiero.- Colgué.

Dani: ¿Que pasa?.
Tu: Ha habido un terremoto enorme, de 5,6, todos estan bien...pero nuestra casa...mejor dicho, ya no hay casa.
Dani: ¿Qué?
Tu: Pues eso.- Abracé a Dani, casi llorando.- Tenemos que irnos.
Dani: Sí.- Subimos las escaleras, hicimos las maletas, y enseguida nos plantamos en el aeropuerto.

Horas más tarde estábamos en Madrid, el aeropuerto estaba destrozado, por dentro y por fuera, salimos y allí estaban los demás, esperándonos, rápidamente les abracé.

Tu: Os he echado de menos.
David: Y nosotros a ti, pequeña.- Me besó la mejilla.
Tu: ¿Y mis niños?
Mar: Aquí.- Sonrió, se apartó un poco, y detrás de ellas vimos el carricoche, yo me abalancé sobre ellos, los cogí y los apretugé contra mi.
Dani: Eh, que también son míos.- Se los dejé, e hizo lo mismo, los abrazó muy fuerte.
Carlos: Sonreid mientras podais, por que, cuando veais la casa...
Patri: Cállate, aguafiestas.- Lo interrumpió.
Tu: Tiene razón, Patri, será mejor que nos vayamos...no sé a donde.
Álvaro: Nos quedaremos en un hotel...
Tu: ¿Toda la vida? Hay que buscar otra casa, y rápido.
David: Mi enana tiene razón.
Dani: Sí...vámonos.- Subimos en el Auryn Car, apretujados, y pusimos rumbo a lo que antes era nuestra casa.

Pasados diez minutos llegamos, me puse mos gafas de sol, y salí del coche.

Tu: No puedo creer lo que estoy viendo.- Una lágrima cayó por mi mejilla.
Dani: Tranquila, cielo.- Me abrazó por detrás.- Iremos a un hotel, y muy pronto compraremos otra casa.
Tu: ¿Me lo prometes?.- Me di la vuelta, y quedé mirando a Dani.
Dani: Claro que sí, mi niña.- Le besé, con ardor y con pasión.
Carlos: Ejem, ejem.- Fingió que tosía.- Tortolitos, creo que deberíamos ir buscando un hotel.
Patri: Aguafiestas.
Tu: Carlos tiene razón, de nuevo.-Reí.- Podríamos ir al hotel de mi tía, es de cinco estrellas, estaremos muy cómodos allí.
Blas: Me parece bien.- Me guiñó un ojo.
Dani: Blas...¿Le has guiñado un ojo a mi chica?
Blas: No, ¿Yo? No...
Tu: Chicos, no se vosotros, pero yo no estoy para bromas, ha ocurrido una cosa terrible en la ciudad.
Álvaro: Lo sabemos Marta, pero ya ha pasado, no podemos hacer nada para cambiarlo.
Tu: Ojalá pudieramos.- Crucé mis brazos y miré al suelo, desolada.
Mar: Tranquila cielo, pronto se arreglará todo.
Tu: Puede que para nosotros sí, pero para esa gente, que ha perdido a familiares en este puto terremoto, no.
Carlos: ¿Y que quieres que hagamos? ¿Esperas que venga la hada de Cenicienta y lo arregle todo con su barita mágica?
Tu: No os pido que hagais nada, solo que no esteis de cachondeo en estos momentos.
David: No, estaremos tristes, por que tu lo digas.
Tu: Conmigo te relajas, me voy de aquí.
Dani: ¿Donde vas?
Tu: No lo sé, cuando se os pase la tontería me avisais.

Cogí el carricoche, y eché a andar calle abajo, sin rumbo alguno.

Blas: ¿Que coño ha pasado?
Dani: No lo sé, pero no le tendríais que haber hablado así.
David: ¿Sabes lo que pasa? Que ella está acostumbrada a que todo el mundo le hable bien...
Cintia: Tampoco te pases, por que eso no es así, si ella tiene la culpa de algo, y la gente se lp repocha en cara, a ella no le molesta, pero ahora no ha echo nada para que tu, su mejor amigo, le hables así, ni para que Carlos le haya hecho esa ironía.
Herenia: Estoy totalmente de acuerdo con Cintia.
Mar: No se vosotros, pero no voy a dejar a mi mejor amiga sola, ahí os quedais.- Corrió hacia mi, intentando pillarme, junto a las demás.
Noelia: ¿Y tu, Dani? ¿Te vas a quedar ahí? Menudo marido...- Dani no dijo nada, solo agachó la cabeza.- Está bien, adiós.

TO BE CONTINUED...